Seleccionar página
Soldadura láser, qué es y sus funcionalidades

Soldadura láser, qué es y sus funcionalidades

Soldadura láser, qué es y sus funcionalidades

De los diferentes tipos de soldadura, la soldadura láser es una alternativa que nos ofrece un amplio campo de trabajo, de manera que es importante conocer de qué se trata exactamente, así como determinar cuáles son sus principales funcionalidades y aplicaciones, además de que también destacaremos las ventajas e inconvenientes que presenta.

Qué es la soldadura láser

La soldadura láser es un tipo de proceso a través del cual se realiza la unión de dos piezas mediante la fundición y recristalización del material, lo cual se lleva a cabo utilizando un láser.

Este tipo de soldadura está especialmente indicada para la unión de metales o plásticos.
Se caracteriza por ser una soldadura configurable que permite una completa adaptación a cada trabajo, pudiendo elegir incluso una configuración de alta velocidad para llevar a cabo soldaduras rápidas.

La soldadura con láser permite penetrar en las piezas hasta 5 mm, produciendo una deformación mínima y mediante un proceso sencillo que no requiere de gran experiencia.

Software plegadora Desarrollos 3D

Plegado de Chapa

No hay proyecto pequeño ni demasiado grande

Taller especializado en el corte y plegado de chapa

Cómo funciona la soldadura láser

Dependiendo del tipo de técnica utilizada, podemos destacar dos funcionamientos de la soldadura láser:

  • Soldadura láser por conducción de calor: ideal para materiales con espesores de un máximo de 2 mm. Se procede a fundir la superficie del material, lo que hace que el láser no llegue a penetrar, sino que transmite el calor que será mayor que la temperatura del punto de fusión del metal por lo que la unión se produce en el momento en el que el metal se vuelve a solidificar.
  • Soldadura láser por penetración: también conocida como ojo de cerradura, esta soldadura es ideal para trabajar a gran velocidad y con buena penetración, reduciendo al mínimo la deformación. Lo que ocurre en este caso es que el láser se encarga de derretir el material que se va utilizar para la soldadura, formando un ojo de cerradura que estará rodeado de masa fundida, la cual creará la soldadura en el momento en el que se solidifique.

Tipos de soldadura láser

Podemos distinguir tres tipos de soldadura láser:

Soldadura láser manual

La soldadura láser manual permite utilizar una pistola que garantiza la máxima versatilidad a la hora de trabajar distintos materiales.

Se pueden utilizar diferentes técnicas de soldadura y alcanzar grandes profundidades.

Soldadura láser galvanométrica

Soldadura automática y semiautomática mediante la tecnología GALVO.

Se trata de una tecnología que permite alcanzar altas velocidades con un equipo muy compacto.

Ideal para soldaduras muy concretas y focalizadas, así como para soldaduras en cadena.

Soldadura láser robotizada

Se trata de láser de fibra, preparado para su integración dentro de un robot para la realización de soldaduras.

METALHER

Taller de corte por láser de chapa y metal

Taller especializado en la fabricación y montaje de piezas y estructuras metálicas de alta precisión.

Aplicaciones de la soldadura láser

La soldadura láser nos permite trabajar en un amplio abanico de aplicaciones como son:

  • Aplicaciones dentro de la industria del ferrocarril.
  • Aplicaciones para instrumental médico y quirúrgico.
  • Dentro del campo de la odontología.
  • Piezas para electrodomésticos.
  • Piezas para la industria aeronáutica con materiales como el aluminio, níquel o el titanio.
  • Piezas unitarias de grandes dimensiones.
  • Realización de cuchillas de corte y embalajes de alimento para la industria alimentaria.
  • Series grandes para las que son necesarios buenos acabados.
  • Transmisiones de vehículos.

Ventajas e inconvenientes de la soldadura láser

Comenzamos analizando algunas de las principales ventajas de la soldadura láser:

  • Puede soldar piezas muy finas sin que se deformen.
  • Desaparecen los riesgos derivados del calor durante la soldadura.
  • No hay que realizar raspado.
  • Permite trabajar con gran rapidez.
  • No requiere de tanta experiencia como otros tipos de soldadura.
  • Salvo en casos muy concretos, no es necesario aportar metal adicional.
  • El cordón no afecta al brillo o acabado de las piezas a soldar.
  • La soldadura láser precio es económico, lo que favorece su amortización.
  • Es una soldadura más segura que no afecta a la piel, por lo que tan sólo hay que utilizar gafas de seguridad.
  • Actualmente la máquina soldadura láser ha avanzado hasta el punto de permitir soldar con juntas ligeramente separadas hasta 6 mm con penetración completa.

En cuanto a los inconvenientes de la soldadura láser, estos son los más destacados:

  • Requiere que las piezas a unir tengan un corte preciso y no presenten rebabas.
  • Deberá haber siempre una separación mínima en toda la junta que será como máximo de 1 mm.
  • Para soldar algunas zonas es posible que sea necesario aportar metal.

Otros artículos de tu interés

 

Tipos de soldadura

Tipos de soldadura

Tipos de soldadura

Existen diferentes tipos de soldadura y por supuesto también diferentes formas de soldar, cada una de ellas con unas particularidades que las hacen más idóneas para los muy diferentes trabajos a los que nos tengamos que enfrentar. Si todavía no tienes claro cuál es la soldadura más adecuada para tu próximo proyecto, vamos a analizar todas las opciones que existen para determinar sus características y posibilidades.

Tipos de soldadura que existen

Vamos a estudiar cuáles son los tipos de soldadura que existen en la actualidad, conociendo algunas de las particularidades más importantes de cada soldadura:

Soldadura por arco eléctrico

Se trata de uno de los tipos de soldadura más utilizados y que, por tanto, se encuentran también más desarrollados.

Su funcionamiento es muy sencillo, ya que lo que se hace para llevar a cabo la soldadura es utilizar energía eléctrica que se transporta a través de unos electrodos y coma cerrar el circuito, se produce una chispa que derrite dichos electrodos.

Estos a su vez derriten el material y, al realizar esta mezcla, se consigue una soldadura completamente sólida y resistente.

Existen cinco tipos de soldadura por arco eléctrico que son:

  • SMAW (Shielded Metal Arc Welding), soldadura por electrodo
  • GMAW (Gas Metal Arc Welding), soldadura semiautomática
  • FCAW (Flux Cored Arc Welding), soldado tubular
  • GTAW (Gas Tungsten Arc Welding)
  • SAW (Sumerged Arc Welding), solsadura de arco sumergido

METALHER

Taller de corte por láser de chapa y metal

Taller especializado en la fabricación y montaje de piezas y estructuras metálicas de alta precisión.

Soldadura por gas u oxiacetilénica

También es una de las soldaduras de los tipos más populares, muy especialmente por su simpleza.

Para esta soldadura es necesario utilizar un gas, el cual a menudo es acetileno de oxígeno que realiza lo que se conoce como soldadura autógena.

Este gas permite crear una llama que alcanza una temperatura de 3200 °C, lo que evidentemente hace que los metales se derritan y se pueda realizar las soldadura.

Una de las razones por las que este tipo de soldadura ha decaído en el ámbito industrial es que, pese a ser una soldadura muy económica y que permite una fantástica movilidad, al calentar tanto los materiales, se requiere mucho tiempo para que se vuelvan a enfriar.

Soldadura por láser

La soldadura por láser se caracteriza por la facilidad con la que se puede automatizar, haciendo que industrialmente sea muy rentable.

Sin embargo, tiene dos pegas importantes que son un coste más elevado, además de que existe el riesgo de agrietamiento térmico en el caso de que los materiales trabajados se lleguen a exponer a cambios de temperatura muy extremos, lo que hace que no sea viable para todo tipo de trabajos.

Soldadura por resistencia

La soldadura por resistencia se realiza mediante presión, de manera que se coloca el electrodo en el lugar exacto de la pieza a soldar para a continuación aplicar presión y calor.

Una vez alcanzado la temperatura, se llevará a cabo la soldadura.

Existen diferentes tipos de soldadura por resistencia, entre los cuales destacan dos que son:

  • Soldadura por puntos: la soldadura por puntos es un tipo de soldadura que se basa en presión, intensidad y tiempo. Se procede calentando las piezas a soldar mediante corriente eléctrica, utilizando una temperatura que se aproxime a la temperatura de fusión del metal a soldar. Al haber se ejerce presión entre ellas, logrando de esta forma que se realice la soldadura.
  • Soldadura de costura: en este caso, sería algo muy similar a la soldadura por puntos pero en lugar de utilizar electrodos, se utilizan rodillos por los que pasan las piezas que hay que soldar.

Soldadura de estado sólido

En este caso, la soldadura se lleva a cabo sin la necesidad de fundir las piezas, siendo una solución fantástica para la soldadura de elementos más delicados y que se pueden deteriorar fácilmente en caso de alcanzar su punto de fusión.

Se puede realizar mediante ondas de ultrasonido, siendo la solución perfecta para la unión de plásticos, o haciendo que dos piezas choquen alta velocidad con lo que se consigue la unión sin la necesidad de temperaturas elevadas.

Soldadura de forja

Terminamos con esta soldadura que la podríamos denominar como la soldadura original, ya que es la que se utilizaba antiguamente.

Para llevar a cabo la soldadura de forja se calientan dos trozos de acero con un nivel de carbono bajo, utilizando una temperatura de 1800 °C. A continuación se martillean unidos el uno al otro hasta que se unan.

El principal problema de esta soldadura es el consumo de energía, el gran trabajo que requiere y que precisa de mucha experiencia y destreza.

Otros artículos de tu interés