Seleccionar página

¿Qué es la calderería industrial? Usos y técnicas

Ene 7, 2022 | Calderería | 0 Comentarios

Vamos a hablar acerca de la calderería industrial, destacando los principales usos a los que está enfocada, así como a las técnicas y procesos más importantes que se llevan a cabo en ella, logrando de esta forma realizar trabajos de gran precisión y que permiten garantizar la máxima calidad en los resultados.

¿Qué es la calderería?

La calderería es el lugar donde se llevan a cabo los trabajos de corte y de formación de piezas de chapa metálica, dando lugar así a piezas especiales diseñadas para el montaje de diferentes tipos de productos que van desde conductos hasta calderas, los cuales nacen a partir de la soldadura y calderería.

Usos de la calderería industrial

Ahora que ya sabemos qué es la calderería, es importante destacar que la calderería industrial tiene un amplio abanico de usos y aplicaciones, entre los cuales se encuentran:

  • Fabricación de depósitos destinados al almacenamiento y uso de sólidos, líquidos o gases, realizando diferentes diseños en función de las necesidades técnicas especiales que puedan existir en base a su uso y seguridad.
  • También está enfocada al mundo del transporte, garantizando estructuras resistentes y perfectamente adaptadas para garantizar la máxima seguridad.
  • En el ámbito de la construcción, la calderería industrial se enfoca fundamentalmente a la creación de estructuras y piezas especiales para llevar a cabo diferentes proyectos constructivos.

Procesos de la calderería industrial

Para entender mejor la calderería, es muy importante conocer los diferentes procesos que se llevan a cabo para la obtención de las piezas y productos anteriormente mencionados, y en este sentido destacan:

  • Corte de material: una de las tareas o procesos más importantes dentro de la calderería industrial es la realización de cortes de las piezas de material para su adaptación al producto final que se precisa fabricar. Dichos cortes se llevan a cabo con sierra en el caso de que se trate de perfilería, con guillotina si se va a trabajar chapa o también se realiza el corte laser de metales.
  • Punzonado de chapa: es otro proceso imprescindible para la obtención de piezas. El proceso de punzonado se lleva a cabo con una punzonadora o, en caso necesario, también se puede realizar mediante la utilización de un taladro manual.
  • Curvado: para poder realizar estructuras curvadas, es importante que se realice un proceso de curvado que garantice la máxima exactitud. En este caso se trata de la realización de curvatura en piezas de chapa.
  • Plegado de chapa: en algunos proyectos es necesario realizar el plegado de piezas, para lo cual, dentro del ámbito de la calderería industrial existen máquinas especiales que se conocen como plegadora hidráulica y paneladora, las cuales realizan el trabajo no sólo de una forma mucho más rápida y cómoda, sino que además también garantizan la máxima exactitud para que las piezas finales puedan coincidir a la perfección. Los tipos de plegado pueden variar en función de las necesidades en cada caso, pudiendo optar por distintos ángulos. En el caso de la plegadora, se trabaje introduciendo un punzón en la matriz, mientras que la paneladora doblar directamente la chapa haciendo uso de un pisador.
  • Punteado y soldadura por puntos: para este proceso se pueden utilizar distintos procedimientos entre los que destaca la soldadura fría y la soldadura TIG.
  • Soldado con máquina orbital: la soldadura orbital es un sistema a través del cual se consigue realizar soldaduras de forma circular. Es imprescindible a la hora de soltar piezas cilíndricas en las que es necesario tener una gran precisión. Este tipo de soldadura entra dentro del grupo de soldadura TIG, y existe la posibilidad de alquilarla con un operario por horas, días o semanas.
  • Esmerilado: se trata de un proceso a través del cual se busca eliminar las irregularidades superficiales que se puedan presentar en las piezas. Además de trabajar la superficie, el esmerilado se utiliza habitualmente para trabajar las partes cortantes y evitar cortes accidentales durante el procedimiento de montaje o incluso en el uso habitual de la pieza, así como también para corregir las aristas que con bastante frecuencia pueden llegar a presentar irregularidades al ser sometidas a diferentes procedimientos de calderería industrial. Hay que tener en cuenta que el esmerilado se puede realizar de diferentes maneras dependiendo del tipo de pieza y del resultado que se quiera obtener en cada caso, y siempre con el objetivo de lograr un pulido que minimiza las imperfecciones.

Otros artículos de tu interés